Blogia
las cosas de don tonino

un paseo matinal

un paseo matinal El 29 nos dejó en las murallas. Lo primero que asombra al llegar es la pluralidad de razas y colores. Cesaraugusto desde su pedestal no dice ni pio pero dudo mucho que un tipo tan sobrio como él no se siga extrañando de la gente tan rara que le rodea.

Cuando se atraviesa esa calle lo mejor es hacerlo por el mercado central y disfrutar del color, ruido y olor que te impregnan todos los sentidos. Conforme te acercas a Conde de Aranda la sensación de ciudad cosmopolita se va acrecentando y el porcentaje de árabes, sudamericanos, chinos y demás inmigrantes va creciendo exponencialmente de tal manera que allí, en esa calle, la sensación casi resulta extraña.

Conde de Aranda, antiguamente llamada General Franco, menudos pajaritos estaban hechos los dos, es una calle completamente invadida de comercios chinos, al principio comenzaron poniendo bazares con artículos baratos pero últimamente son los bares y las cafeterías sus negocios preferidos. Hemos entrado en uno de ellas y nos ha atendido muy amablemente una chinita, con la cara muy plana y muy exótica.

- Una caña y un cortado
- ¿ Cotado ?

No me he equivocado, cualquiera pensaría que había preguntado ¿ coltado ?. Pero no, ha dicho ¿ cotado ?.

Una vez que hemos cruzado la mirada, ella se ha sonreído con una sonrisa ingenua, de chinita que quiere ser amable con los clientes.

Al final nos ha cobrado 1,90 con lo que no ha batido el record mundial de baratura en el precio de una caña y un cortado que lo sigue ostentando el Bar Javi de mi barrio con 1,60 pero la sonrisa de la chinita era mucho mas valiosa que esos 30 céntimos.

Volviendo sobre nuestros pasos, hemos llegado a la plaza de España y seguido por el paseo de la Independencia hasta la plaza de Aragón. Esa zona es el centro neurálgico de la ciudad. Se diferencia de mi barrio en que hay muchos tíos que llevan corbata y caminan muy deprisa y también en que no huele a césped ni se escucha el sonido de los aspersores.

Pasando por la oficina central de la Cai hemos intentado entrar a la exposición de artistas aragoneses pero estaba cerrada, solamente abren por la tarde, por la mañana solo circulamos marujonas y marujones porque los del traje y corbata van demasiado deprisa para entretenerse en exposiciones. Menuda oficina tan hermosa, grande y luminosa, hasta Fernando Arcega que estaba por allí parecía pequeño en semejante superficie.

La vuelta por el lado de los impares ha sido muy agradable, mirando las casetas de la feria del libro y leyendo los poemas que cuelgan estos días de los porches del paseo.

Casi en la confluencia con la plaza de España nos ha parado una jovencita de rasgos y acento sudamericano.

- Por favor, no he comido y tengo hambre, ¿ Podrían comprarme algo para comer ?
- No te preocupes, vamos al Mc Donalds y comete lo que quieras

¿ Quién es capaz de negarse ante semejante panorama ?, desde luego que nosotros no. Total que hamburguesa, patatas fritas y coca cola. Aunque una señora a nuestro lado murmuraba ¡pues no tiene pinta de pasar hambre!, confundiendo la redondez de la mala alimentación con la opulencia.

En ese sentido no hemos ayudado demasiado con esa comida basurilla pero, que le íbamos a hacer, era el sitio mas cercano y quizá la chica quería ese tipo de alimento mas apetitoso. El caso es que con los 4,80 euros que nos han cobrado, en el Javi hubiera hecho una comida equilibrada en carbohidratos, grasas y proteinas y hasta hubiera sobrado para alguna vitamina complementaria pero no era cosa de coger a la chica y llevarla hasta el Javi.

Bueno, pues, satisfechos por la buena obra del día, otra vez al 29 y a casa.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres