Blogia

las cosas de don tonino

sabia reflexion

sabia reflexion

Dice un amigo mio:

Ay, hija mia, que desgracia
¡¡¡ Ser pobre y fea !!!

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

un paseo matinal

un paseo matinal

El 29 nos dejó en las murallas. Lo primero que asombra al llegar es la pluralidad de razas y colores. Cesaraugusto desde su pedestal no dice ni pio pero dudo mucho que un tipo tan sobrio como él no se siga extrañando de la gente tan rara que le rodea.

Cuando se atraviesa esa calle lo mejor es hacerlo por el mercado central y disfrutar del color, ruido y olor que te impregnan todos los sentidos. Conforme te acercas a Conde de Aranda la sensación de ciudad cosmopolita se va acrecentando y el porcentaje de árabes, sudamericanos, chinos y demás inmigrantes va creciendo exponencialmente de tal manera que allí, en esa calle, la sensación casi resulta extraña.

Conde de Aranda, antiguamente llamada General Franco, menudos pajaritos estaban hechos los dos, es una calle completamente invadida de comercios chinos, al principio comenzaron poniendo bazares con artículos baratos pero últimamente son los bares y las cafeterías sus negocios preferidos. Hemos entrado en uno de ellas y nos ha atendido muy amablemente una chinita, con la cara muy plana y muy exótica.

- Una caña y un cortado
- ¿ Cotado ?

No me he equivocado, cualquiera pensaría que había preguntado ¿ coltado ?. Pero no, ha dicho ¿ cotado ?.

Una vez que hemos cruzado la mirada, ella se ha sonreído con una sonrisa ingenua, de chinita que quiere ser amable con los clientes.

Al final nos ha cobrado 1,90 con lo que no ha batido el record mundial de baratura en el precio de una caña y un cortado que lo sigue ostentando el Bar Javi de mi barrio con 1,60 pero la sonrisa de la chinita era mucho mas valiosa que esos 30 céntimos.

Volviendo sobre nuestros pasos, hemos llegado a la plaza de España y seguido por el paseo de la Independencia hasta la plaza de Aragón. Esa zona es el centro neurálgico de la ciudad. Se diferencia de mi barrio en que hay muchos tíos que llevan corbata y caminan muy deprisa y también en que no huele a césped ni se escucha el sonido de los aspersores.

Pasando por la oficina central de la Cai hemos intentado entrar a la exposición de artistas aragoneses pero estaba cerrada, solamente abren por la tarde, por la mañana solo circulamos marujonas y marujones porque los del traje y corbata van demasiado deprisa para entretenerse en exposiciones. Menuda oficina tan hermosa, grande y luminosa, hasta Fernando Arcega que estaba por allí parecía pequeño en semejante superficie.

La vuelta por el lado de los impares ha sido muy agradable, mirando las casetas de la feria del libro y leyendo los poemas que cuelgan estos días de los porches del paseo.

Casi en la confluencia con la plaza de España nos ha parado una jovencita de rasgos y acento sudamericano.

- Por favor, no he comido y tengo hambre, ¿ Podrían comprarme algo para comer ?
- No te preocupes, vamos al Mc Donalds y comete lo que quieras

¿ Quién es capaz de negarse ante semejante panorama ?, desde luego que nosotros no. Total que hamburguesa, patatas fritas y coca cola. Aunque una señora a nuestro lado murmuraba ¡pues no tiene pinta de pasar hambre!, confundiendo la redondez de la mala alimentación con la opulencia.

En ese sentido no hemos ayudado demasiado con esa comida basurilla pero, que le íbamos a hacer, era el sitio mas cercano y quizá la chica quería ese tipo de alimento mas apetitoso. El caso es que con los 4,80 euros que nos han cobrado, en el Javi hubiera hecho una comida equilibrada en carbohidratos, grasas y proteinas y hasta hubiera sobrado para alguna vitamina complementaria pero no era cosa de coger a la chica y llevarla hasta el Javi.

Bueno, pues, satisfechos por la buena obra del día, otra vez al 29 y a casa.

tonto el que lo lea (con perdón)

tonto el que lo lea (con perdón)

Todas las paredes de las calles están llenas de pintadas, firmas y garabatos. Algunas tienen cierta belleza pero la mayoría rozan la estupidez mas absoluta. De entre todas ellas una destaca por su simplicidad y la carga irónica que destila, es aquella famosa que dice:

TONTO EL QUE LO LEA

Parecía que había pasado de moda pero el otro día lo volví a ver en el muro de una obra, al lado de esas firmas que no se sabe lo que pone y de esas cursiladas de “oscar x vanesa” o “raul corazón natalia”.

También estamos hartos de esas pintadas reivindicativas: “menos paro y más trabajo”, de las políticas: “PP = fachas”, de las laborales: “los trabajadores de xxxx estamos hasta los cojones” y de esas otras inclasificables: “rafael dame un porro”.

He visto en la plaza de España unas lavadoras viejas o neveras o lavavajillas o frigoríficos o electrodomésticos de línea blanca recubiertas de absolutas tonterías sacadas de esos sprays tan peligrosos como recortadas que se suponen obras de arte. Te haces en el Carrefour unas tarjetas de visita, te pones en minúscula artista contemporáneo y ya puedes usar el spray como instancia para pedir subvenciones culturales.

Por eso pido que ese genio de la dialéctica, esa persona que en cinco palabras ha sabido resumir toda la cultura de occidente salga de su anonimato, sea designado ministro de cultura, reciba la medalla del merito a lo que sea y una pensión vitalicia.

Sr. Bautista o Don Teddy, mi querido amigo, Vd. que se toma el café con el canon de los cedes que uso para mis copias de seguridad, gestiónele a este hombre el cobro de los derechos de autor de todos aquellos que copian esa frase impunemente en cualquier pared o puerta de retrete y a los viandantes que nos aprovechamos de tan sabia sentencia por el morro.

Susanita tiene un ratón, un ratón chiquitín.
Mi gato hace uyuyuyu uyuyuyu, mi gato hace ayayay ayayaya.
Oh, oh, july, te quiero cantar, tu has sido principio y final.
Cocoguagua cocoguagua coco coco gua.
Guantanamera, guajira guantanamera, guantanamera.
Mami que será lo que tiene el negro.

Todos forraos...................... ¿ Y mi amigo qué ??????????????????????

Hala, ya me he cabreao ..... TONTO EL QUE LO LEA.

prohibido fijar carteles

prohibido fijar carteles

Soy un maniático del orden y la limpieza, no lo puedo evitar, por eso me duele que las dos ciudades por las que habitualmente me muevo sean un autentico desastre en ese sentido.

En general es un mal endémico en toda España. Si me gusta cruzar la frontera hacia arriba no es porque me resulten especialmente agradables los gabachos ni porque escuchar la lengua de Moliere cosquillee mis oídos, sino porque me da la sensación de encontrarme en un lugar en el que las cosas están terminadas y cuidadas y no reina la chapuza y el abandono como desgraciadamente ocurre en otros lugares mas cercanos para mi..

Yo estoy seguro que si a la primera pintada que apareció en Zaragoza hubieran cogido al niñato, le hubieran puesto a su padre una multa de 6.000 euros mas los gastos de limpieza y le hubieran dado una escoba cuatro fines de semana seguidos para dejar bien limpia la calle, quizá podríamos presumir de tener una ciudad limpia y bonita.

Pero no son solo los garabatos pintados a golpe de spray, también la suciedad de las calles, los solares llenos de escombros, los cristales de los autobuses urbanos rayados, los asfaltos parcheados con retazos de otro color y otra textura ,los céspedes pisoteados y mal cuidados, las mierdas de los perros y algo que ha proliferado en los últimos tiempos, los carteles anunciando todo tipo de cosas.

Suzuki en buen estado, doy clases de ingles, se hacen chapuzas (no me lo jures, hijo mío), vendo piso zona actur, cuido niños por las tardes y un montón de notas más que proliferan en las marquesinas de los autobuses, en las entradas de las viviendas y sobre todo en los árboles, farolas y en cualquier artilugio urbano de forma redondeada donde, en el colmo del mal gusto y la cutredad, lo sujetan con cinta marrón de embalar.

En tiempos no muy lejanos había una advertencia en algunos lugares que decía: prohibido fijar carteles bajo sanción, responsable el anunciante.

En los cartelitos de ahora, la cosa la ponen a huevo, todos los anunciantes están localizados, todos tienen puesto su teléfono o su dirección.

¿ Por qué coño no se les obliga a retirar sus cartelitos y anunciarse en el Heraldo de Aragón ?. ¿ Es que no queremos tener la ciudad limpia ?

Grandes misterios de la Humanidad, a la venta por fascículos cada martes.

P.D. Autor del chiste gráfico: Brauli Tamarit. Traducción: La especulación inmobiliaria es el mas efectivo anticonceptivo que tiene la ciudad.

a mi amigo Angel

a mi amigo Angel

Un hombre, bien comido y bien bebido es capaz de aguantar toda su vida sin trabajar. Y luego añadía poniendo cara de pícaro, está comprobado Antonio, se han dado casos.

Tenia una especie de huevo duro en la parte izquierda de la frente; él, alguna vez decía que no le cabían las ideas en la cabeza y por eso se le deformaba, para los guasones malintencionados se prestaba a la broma fácil pero técnicamente era, simplemente, un quiste sebáceo.

Yo le conocí cuando el destino me llevó a trabajar a un pueblo de cien habitantes y desde el primer momento se volcó conmigo para que me sintiera a gusto. Estaba entusiasmado con su pueblo, fundó una asociación cultural que todavía existe y, desde dondequiera que esté, seguro que se sentirá satisfecho de que sus sucesores sigan manteniéndola viva.

Era una de esas personas increíblemente cariñosas y fieles con los amigos pero dudo mucho que su mujer opinara lo mismo, de hecho los últimos años de su vida creo que se encontraba mas bien solo. Recuerdo como le brillaban los ojos de ternura cuando hablaba de sus hijas.

Siempre que quería encontrarlo sabía donde estaba y mas de una vez fue el confidente de mis problemas, aquel que siempre me entendía y de quien recibía un sabio consejo.

Últimamente le perdí la pista por cuestiones de trabajo y luego me enteré que había perdido un gran amigo para siempre. Se fue con su compañero de toda la vida, ese amigo rubio, de nombre ingles y que nunca le abandonó, ese amigo al que besaba en vaso alto de cristal, con mucho hielo y a trescientas pelas cada media hora.

Un hombre, bien comido y bien bebido, es capaz de aguantar toda la vida sin trabajar. Tu, Ángel, nunca lo pudiste conseguir.

Desde aquí, un recuerdo de tu amigo Antonio.

el bocata de jamón

el bocata de jamón

Mi situación actual de prejubilado por la gracia de dios (vaya gracia, ¡Qué gracioso!) tiene muchos inconvenientes pero también alguna ventaja.

Uno de esos inconvenientes es que para demorar en lo posible que me lleven de paseo a la Fuente de la Teja en el maletero, los días laborables, (obsérvese la fina ironía) sigo una dieta muy cuidadosa para tener a raya los colesteroles, las glucemias y todas esas historias que siempre suben casualmente con las comidas que más nos gustan.

La ventaja es que esos días de lunes a viernes salimos mi mujer y yo a dar un paseo sin prisa, tranquilos, tomándole el pulso a la ciudad y observando al personal. Luego tenemos la costumbre de tomarnos yo una caña y ella un cortado, eso suele ocurrir sobre las doce o doce y media de la mañana, cuando mi estomago comienza a segregar jugos gástricos pidiendo compasión a su dueño.

Solemos ir al bar Javi, de nuestro barrio, un bar muy pequeño pero muy cómodo, limpio y muy acogedor, con la barra llena de tapas que están diciendo cómeme y que solo con la disciplina que adquirimos en los años sesenta y setenta podemos verlas con desdén e ignorarlas. Allí, hojeamos el Heraldo de Aragón antes de la lectura definitiva por la tarde en casa, mientras el olor de las comidas martillea nuestro olfato y exprime nuestro estomago.

Pues bien, esta mañana, cuando estábamos enfrascados en la lectura, un trabajador con mono azul, de esos de toda la vida ha gritado en la barra:

- Un bocata de jamón y un vaso de vino.

El muchacho que atiende ha entrado en la cocina y al rato ha aparecido con algo que me gustaría ser Cervantes para describirlo en toda su inmensidad. Era media barra de pan, abierta por la mitad, a cada lado colgaban unas laminas rojas, de un rojo muy intenso, que sobresalían de la estructura central por ambos lados, luego ha colocado el vino, el continente era palmero, el contenido de un color a juego con el jamón desmerecía bastante pero el conjunto era todo un deleite para los sentidos.

Creo que mi estomago se ha contraído, los jugos gástricos han rodado a chorros por sus paredes, mi nariz se ha despejado como por efecto balsámico y mis ojos se han levantado de la prensa y se han posado descaradamente en ese festival sensorial.

Había dos posibilidades, o sucumbir a la tentación o marcharse de allí por piernas.

- Por favor, cóbrate, enseñando un billete de cinco euros.

Y para casa.

Por el camino pensaba: ¡ Que bien se está trabajando ! ¡ Sobre todo a la hora del almuerzo !.

mi amigo Julio (Barrabás)

mi amigo Julio (Barrabás)

Barrabás parece que no tenia oficio conocido, mi amigo Barrabás es uno de los mejores baristas de Borja.

Barrabás era un bandido asesino, a mi amigo Barrabás no se le conoce otro delito que el de no cambiar el cartel de entrada al bar.

Ese Barrabás malo parece que era de Judea y mi amigo Barrabás nació en Paris y eso le da ese toque de distinción que tienen los gabachos de la capi.

Aquel Barrabás era de los tiempos de Cristo y mi amigo Barrabás de los de don tonino.

No sé que puñetas le gustaría hacer los domingos a aquel impresentable pero estoy seguro que no tendría la afición a la formula uno y a las motos de mi amigo Julito.

Barrabás era analfabeto y a mi amigo se le conoce su afición por la lectura al Interviú, al Play Boy y al Man.

En fin que si Poncio Pilato me pregunta ....................¿ a quien prefieres ? ¿ a Jesús o a Barrabás ?. Definitivamente me quedo con Barrabás.

el mundo de las weblogs

el mundo de las weblogs

Andaba yo liado estos días en dos graves problemas, el primero era la manera de poner un contador en mi pagina y el otro la manera de promocionarla ya que empezaba a ser decepcionante llevar diez días escribiendo y no saber si respondía el personal. Me estaba temiendo que solamente la leían mis hijas y algún que otro amigo cybernauta por compromiso.

A mis colegas bursátiles les dije que hablaría de bolsa y supongo que se habrán aburrido de leerme y no encontrar ninguna referencia al Ibex ni al precio del crudo, es mas, pueden pensar que me he vuelto loco como Alonso Quijano y me dedico ahora a estas otras batallitas más poéticas.

Bueno, pues a lo que iba, ayer encontré la manera de poner el contador y lo puse. Mi sorpresa inicial fue que tenia un montón de visitas y me dio un subidón de adrenalina. Por un momento pensé que mi fama trascendía fronteras y me leían mas que a la Karmele Marchante pero, vana ilusión, las visitas eran todas mías ya que contaba cada vez que entraba y salía para modificar la pagina.

Pues ya con mi flamante cuadro de estadísticas de visitas tenia que lograr quemar el contador pasándolo de revoluciones y, mirando mirando, encontré la solución. No se trataba de promocionarla en los grandes buscadores, ¿quién iba a buscar en el google las historias de don tonino?. La cosa consiste en ir visitando y leyendo y cuando encuentras cosas interesantes dejar un comentario diciéndolo y normalmente, la gente educada, te devuelve la visita.

Visitando paginas encuentras de todo, algunas rarísimas, otras desordenadas y con un pésimo gusto pero también otras que merecen la pena tanto por su continente como por su contenido como la llamada el manual de instrucciones de Andrea Recol que he puesto entre mis enlaces recomendados y que además tuvo la gentileza de ser la persona que dejó el primer comentario en mi pagina. Bueno, en realidad no fue la primera que lo hizo pero esa es otra historia que no pienso contar.

Otra cosa que aprendí ayer es que los post deben de ser cortos para que le gente no se aburra y vuelva de vez en cuando.

Así que feliz fin de semana a todos/as.

Nacho

Nacho

Mi amigo Nacho es hostelero, pintor, pensador, filosofo rural y buscador incansable de palíndromos.

Palíndromo del griego palin = otra vez de nuevo y dromos = carrera. Palabra o frase que se lee igual de izquierda a derecha, que de derecha a izquierda. Los primeros palíndromos se atribuyen al poeta griego Sótades (Siglo III a. J.)

Voy a poner aquí varios palíndromos que he podido encontrar buscando por este mundillo de internet y me reservo el seguir poniendo alguno mas el día que no se me ocurra nada de provecho.

Adán no calla con nada.
De cera pareced.
Ella te dará detalle.
Eva usaba rimel y le miraba suave.
Isaac no ronca así.
Robaba oro a babor.
Yo hago yoga hoy.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

chiripitiflaúticos

chiripitiflaúticos

Hace alrededor de cuarenta años, los niños nos sentábamos frente a la tele Vanguard en blanco y negro a la salida del cole con nuestro bocadillo de margarina y chocolate para ver a unos personajes singulares que pretendo recordar ahora.

Esos personajes se llamaban los chiripitiflaúticos y eran Valentina, el Capitán Tan, el Tío Aquiles y Locomotoro.

Valentina era la mas lista e inteligente de los cuatro, ponía la nota de cordura en ese disparatado grupo y llevaba unas gafas de montura muy ancha que ahora nos parecerían fashion en la cara de alguna de esas pedorras de telecinco.

El Capitán Tan era el aventurero inquieto, idealista, capaz de las cosas más inimaginables y contador incansable de batallitas... “en mis viajes por todo lo largo y ancho de este mundo...“. Llevaba un jersey de rayas horizontales que en aquel momento nos parecían de blanco y negro pero que quizá fueran de otro color.

El Tío Aquiles con sus pantalones cortos y su traje de tirolés, esas garrillas esqueléticas y esos rasgos afilados encarnaba al personaje realista y ecuánime, siempre cuestionando la veracidad de los viajes del capitán Tan y encargado de frenar el movimiento de los mofletes de Locomotoro.

Y el entrañable Locomotoro, seguramente el preferido entre los niños, “se me mueven los mofleeeeetes”, su frase preferida cuando estaba contento que era las más de las veces. Tenia una especie de habilidad contorsionista y no podia estar quieto. Cara de pillín y camisa de cuadros de currante. Decía que era “conductor de todo menos del codo”, algo que no he sido capaz de descifrar su significado al cabo de los años.

La canción de presentación, salvo error por mi parte, tenia un estribillo que decía:

Chiripitiflaútica, es la sonrisa de mamá,
chiripitiflaútica, es la sonrisa de papá,
chiripitiflaútico, el gesto alegre del bebé,
chiripitiflaútico es don José.

Con esa ingenuidad vivíamos los críos de aquellos años, bendita ingenuidad infantil.

las dos españas

las dos españas

Este sábado hubo manifestación en Madrid y de las grandes, de esas que salen en todas las portadas y en todos los telediarios. Como si de una Final de Copa se tratase los ánimos llevaban caldeándose desde días atrás.

El espíritu de las dos españas ha resucitado:

La COPE contra la SER.
La España negra contra la España arco iris.
La derecha contra la izquierda.
La inquisición contra el talante.
Rajoy contra ZP.
El púlpito contra el mitin.
La pandereta contra el sintetizador.
El Palmar de Troya contra Marbella.
Pemán contra Machado
Tristeza contra alegría.
El poder fáctico contra el poder popular.
La gaseosa contra el cubata.
Reproducción contra sexo.
El siglo XIX contra el XXI.
Marujita Díaz contra Sabina.
Semana Santa contra carnavales.
Los coros y danzas contra el rock and roll.
La sotana contra el mono.
La Moraleja contra Vallecas.
Goliat contra David.
Azul contra rojo.
El Porsche contra la bici.
Rouco Varela contra Ramoncín
El NoDo contra las weblogs.

La verdad es que no me gustaría tener un hijo obispo y otro gay porque discutirían mucho entre ellos y no se pondrían de acuerdo ni para ir a las manifestaciones.

Benedetti

Benedetti

¡Que preciosos son los poemas de Benedetti!

Mario Benedetti es un poeta uruguayo al que conocí a través de un disco con el que Serrat nos deleitó en 1.985 llamado “El sur tambien existe”. En ese trabajo se fundía la inconfundible voz de Serrat con la poesía tremendamente serena de Benedetti retratando las gentes y las costumbres de su tierra.

Los formales y el frío, se trata de una pareja que se comporta de una manera políticamente correcta y que un día, a la vuelta del teatro, irrumpe en ellos la pasión y el poeta nos narra esa transición con increíble belleza.

El poema original (Serrat lo transformó para adaptarlo a una canción) dice así:

Quién iba a prever que el amor, ese informal
se dedicara a ellos tan formales

mientras almorzaban por primera vez
ella muy lenta y él no tanto
y hablaban con sospechosa objetividad
de grandes temas en dos volúmenes
su sonrisa, la de ella,
era como un augurio o una fábula
su mirada, la de él, tomaba nota
de cómo eran sus ojos, los de ella,
pero sus palabras, las de él,
no se enteraban de esa dulce encuesta

como siempre o como casi siempre
la política condujo a la cultura
así que por la noche concurrieron al teatro
sin tocarse una uña o un ojal
ni siquiera una hebilla o una manga
y como a la salida hacía bastante frío
y ella no tenía medias
sólo sandalias por las que asomaban
unos dedos muy blancos e indefensos
fue preciso meterse en un boliche

y ya que el mozo demoraba tanto
ellos optaron por la confidencia
extra seca y sin hielo por favor
cuando llegaron a su casa, la de ella,
ya el frío estaba en sus labios, los de él,
de modo que ella fábula y augurio
le dio refugio y café instantáneos

una hora apenas de biografía y nostalgias
hasta que al fin sobrevino un silencio
como se sabe en estos casos es bravo
decir algo que realmente no sobre

él probó sólo falta que me quede a dormir
y ella probó por qué no te quedas
y él no me lo digas dos veces
y ella bueno por qué no te quedas
de manera que él se quedó en principio
a besar sin usura sus pies fríos, los de ella,
después ella besó sus labios, los de él,
que a esa altura ya no estaban tan fríos
y sucesivamente así
mientras los grandes temas
dormían el sueño que ellos no durmieron.

el perro de la calle Pablo Neruda

el perro de la calle Pablo Neruda

Siempre que paso está en la puerta de la tienda. Es un bóxer marrón, musculoso, de hocico chato y cara de aburrimiento. Tiene horario comercial, su amo le deja allí cuando abre y vuelve a casa con él cuando cierra.

Mira fijamente a todo el mundo, siguiendo sus movimientos con la vista e intentando disimular para no dar miedo por su aspecto fiero. En el fondo es muy tímido, no le gusta que le observen y rehuye el choque de miradas.

Creo que conoce a todos los vecinos de la zona. Cuando mi mujer y yo pasamos a su lado nos ignora, no somos niños para ponerse en guardia ni llevamos otro cuadrúpedo atado para olisquearle.

Me asombra su capacidad para elegir el lugar y la postura adecuada a las circunstancias climáticas, de manera que antes de llegar puedo adivinar si estará a la sombra o al sol, si en el seto o en la acera y si recostado o totalmente tumbado. Cuando no es así, sé que soy yo el que estoy equivocado.

El perro de la calle Pablo Neruda es el perro que quisiera si tuviera una tienda en la calle Pablo Neruda.

para Santi

para Santi

Anoche supe que hace una semana que no estás entre nosotros. Además me enteré de casualidad, un amigo común me lo dijo, claro que como hacia diez años que nos habíamos perdido la pista era normal que así fuera.

Cuando alguien cercano se nos va resulta muy trágico, pero si además hemos compartido alegrías y vivencias algo muere también en nosotros, nos arrancan parte de nuestra historia. En la película de mi vida habías actuado muchas veces y siempre con un papel muy relevante.

Cuantos partidos de tenis, cuantas horas compartidas charlando, como me acuerdo de cuando me regalaste la tulipa nueva para la lámpara rota y esas cervezas en la terraza de tu apartamento de la playa mientras hablábamos de nuestros hijos.

Ya ves, no pude despedirme de ti. Esa maldita enfermedad te ha arrancado de la tierra, ha borrado tu sonrisa para siempre.

Creo que el último partido lo ganaste tú porque jugabas mucho mejor que yo, pero seguro que no habías olvidado aquel partido de dobles que perdiste con José Luis, y que Jaume y yo siempre os recordábamos para bajaros los humos.

Quizá estos escritos que vuelan por internet y que no los vemos por el cielo queden flotando en el aire para siempre............ como tu recuerdo.

mi padre tuvo un huerto, mecachis en la mar

mi padre tuvo un huerto, mecachis en la mar

De crío, teníamos un huerto en las afueras de Zaragoza. Allí, mis padres, mis hermanas y yo pasábamos muchos domingos. Entonces no se hablaba de los fines de semana porque la semana laboral acababa el sábado por la tarde.

Para ir, había que coger el tranvía de la Academia en la plaza de la Seo. Era un tranvía de acordeón, de asientos de madera y cartelito de reservado para caballero mutilado.

Al bajar del tranvía había que caminar unos veinte minutos por un camino lleno de piedras y polvo cargados con las bolsas llenas de comidas y utensilios.

Mi padre tenia unos dos mil metros cuadrados. Había construido una caseta, un pozo para recoger el agua de la acequia, una tubería para subirla por medio de una bomba hasta una pileta donde nos bañábamos los chavales y un sistema de canales para regar posteriormente los frutales y las hortalizas. Toda una obra de ingeniera rústica.

No teníamos agua corriente y bebíamos de la de la acequia con la mayor tranquilidad del mundo y creo que nuestras tripas nunca se quejaron por ello. Tampoco había luz eléctrica y el empezar a hacerse de noche era el despertador que nos indicaba la hora de volver.

Había cinco huertos seguidos en medio de aquella ruta polvorienta que llevaba hasta Juslibol, enfrente de un campamento militar de tiendas de lona verde lleno de reclutas en periodo de formación.

El primero de ellos era de un individuo malencarado y pendenciero que había montado un chiringuito para que refrescaran el gaznate los soldados del campamento. Cutrebar seria un concepto demasiado elegante para definirlo, basta decir que para saber el vino que quedaba en el tonel volvía la escoba, metía el palo y miraba hasta donde se había mojado antes de continuar barriendo, todo esto delante de la sufrida clientela que lo veía como lo mas natural del mundo. En la pared de enfrente un mugriento letrero enmarcado:

Bebe que tengo buen vino,
de política ni hablar,
no armes broncas ni jaleos
y al tiempo de pedir, pagar.

De la gentileza del individuo recuerdo el adjetivo que le dedicaba a su vecino de al lado, algo que nunca a nadie le he oído repetir, decía que era un mariconcabron.

El susodicho mariconcabron era un buen hombre que en su juventud había acompañado con la guitarra a Imperio Argentina y que escuchaba estoicamente ese insulto evitando cualquier enfrentamiento.

El siguiente vecino era o había sido militar, concretamente brigada y aquello lo llevábamos todos con una cierta discreción. Evidentemente era el más pudiente de la zona y al único al que se le denominaba con el titulo de Don. Tenía la caseta más elegante y el terreno mejor cuidado.

Después estábamos nosotros.

El ultimo huerto según se llegaba por el camino era el de una familia de origen castellana, buenísima gente pero algo rústicos. Plantaban muchas legumbres, judías, garbanzos, lentejas y similares. Además de eso, con un par de maletas de cartón repletas de artículos de todo tipo, el hombre había montado una especie de todo a cien ambulante con que satisfacía las necesidades de los reclutas y se ganaba el jornal los domingos. Al grito de “Hala chavales, que estáis muy flojos” llamaba su atención y animaba las ventas.

Y en ese ambiente se movía muchos domingos el niño que ahora lo cuenta.

Nota: La ilustración que acompaña es de la artista mexicana Marisol Fernández

y el martes ........... Serrat

y el martes ........... Serrat

Ya tenemos entradas para ver a Serrat el próximo martes en Veruela.

Después de tantos años admirando su voz y su persona voy a poder escucharle en directo por primera vez y además en auditorio pequeño, en un lugar de entrañable intimidad y buena acústica.

Sueño con que ese día huya de los lógicos intereses promocionales de cualquier profesional y pueda escuchar al Serrat mas intimo, el de las canciones clásicas, el que hace gallinear la carne y humedecer las pupilas.

También sueño con poder acercarme a él y decirle que le conozco y le sigo desde que cantaba

Ara que tinc vint anys,
ara que encara tinc força,
que no tinc l'ànima morta,
i em sento bullir la sang.

Y desde el single de paraules d’amor y canço de matinada, en cuya portada salía descalzo, sentado con su guitarra.

Y siguiendo soñando, creo que me daría algo de vergüenza, pero me gustaría decirle que desde entonces, pocos días en mi vida han transcurrido sin escuchar o tararear algún trabajo suyo.

Hasta quizá podría fotografiarme con él y poner la foto en mi despacho, en mi corcho, al lado de mis recuerdos y papeles mas queridos.

Soñar no cuesta nada pero hay algo que ya no es un sueño y es que el martes cinco de julio a las nueve y media de la noche estaré en el Monasterio de Veruela con una gran ilusión.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

ejercicios para la autoestima

ejercicios para la autoestima

Si estáis pasando una crisis de autoestima os aconsejo que vayáis un fin de semana a la playa, por ejemplo a Salou y La Pineda como hicimos nosotros la semana pasada.

Ejercicio nº 1: Siéntate en una terraza con un granizado, mira el hormiguero humano que torpedea la vista y observa el look cutresalchichero de la mayoría del personal

calcetines de tenis blancos hasta la rodilla
zapatos de vestir con semicalzoncillos de flores
camisa corbatera con bermudas
camiseta del barça con el 10 de Ronaldinho.

Ahora mírate tu, con tus sandalias sin calcetines, pantalón corto, camiseta del carrefour y la gorrita roja y negra del ron Bacardí.

Ejercicio nº 2: Ahora observa las carnes de los pavos y pavas que pasean

rojo cangrejo excepto en los pliegues completamente blancos
tetas de talla 130 y entre ellas el ombligo
piel requemada, seca, como el cuero de los bolsos del chiringuito
vientres colgando yendo de lado a lado a cada paso

Observa ahora esa incipiente tripita tuya, ese tono dorado distribuido uniformemente por todo el cuerpo y esa rayita blanca tan erótica de las zonas no bronceadas.

Ejercicio nº 3: Escucha atentamente sus conversaciones

¡el año que viene te vas de vacaciones con tu puta madre!
acábate la merienda Vanessaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa
dieses gute, verbessern Sie als arbeitend (le dice un guiri a otro)
¿Quién me habrá mandado venir aquí con lo bien que estaba en casa?

Ahora mira a tu pareja y dile: cariño, que bueno está el granizado, si quieres, el año que viene venimos quince días en vez de un fin de semana.

Levántate y camina un rato, veras como casi levitas, es una ración de autoestima que estaba incluida en la consumición.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres